Felicidades, Josuan!

Quince, qué bonito,
quince, qué bonitos.

Hace quince años que un ser especial
observó el mundo por primera vez,
abrió sus ojos aún confusos
y entre sombras vio la luz de fuera.
Así pudo contrastarla con la suya.

Hace quince años que ese ser maravilloso
lloró por vez primera,
conectó con las lágrimas de tristeza
y dejó mojar sus ojos de tierra.
Así pudo nutrir con ese agua
que permite cada día agradecer la vida.

Hace hoy quince años que ese ser
escuchó sin eco acuoso voces de cariño,
se nutrió por vez primera de leche dulce,
olfateó aromas de familia y clínica,
sintió unas manos acariciando su piel.
Así empezó a sentirse parte de un sistema
con otros a los que sentir;
para empezar su camino hacia un día
en que poder tocar, compartir, hablar,
degustar, acariciar, calmar, besar.

Hace ahora quince años
que ese ser divino se hizo humano,
me resisto a creer que heredando un pecado.
De original, sólo tiene su propia personalidad
pues como fue al nacer, ya era puro
y perfecto. Nada que cambiar. Sólo aprender
y crecer en el intento.

Hace quince años que ese ser hermoso
descubrió lo que era respirar.
En la primera bocanada
llenarse de la vida y de lo que da el mundo,
recibir lo que hay, bueno y malo junto.
Entregarse por completo al expirar,
y empezar el juego de recibir y dar.

Tras quince años ese ser
es toda una manifestación de Amor.
Con sus virtudes y defectos
cada día un poco más grande, un poco más fuerte.
También pequeño, frágil y vulnerable.
Auténtico a pesar de los disfraces
que el mundo le enseñamos a ponerse.
Con el corazón abierto.

Te deseo mucha risa,
mucha alegría, mucho amor,
mucha vida. Toda la ilusión.

Perdona todo lo que no he sabido
respetar lo que tú eres,
acompañar lo que aprendes,
exigir sólo lo justo para que despiertes,
estar presente en lo importante,
poner los límites que necesitas.

Gracias por todo lo que me enseñas,
gracias por todo lo que muestras,
por tu responsabilidad,
por tus actos,
por lo que devuelves al mundo
agradeciendo tantos dones.
Gracias por elegirme como padre.

Qué gozo poder decir: te quise,
y te querré.
Poder sentir que te quiero.

This entry was posted in Personal (Andoni). Bookmark the permalink.

0 Responses to Felicidades, Josuan!

  1. Gala says:

    Qué bonitooo!
    FELICIDADES JOSUAN!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *